CPI - Centro Podológico Integral

''La salud de sus pies, en nuestras manos''

Inicio  
 
Centro Podológico Integral
Ayacucho 1467 - Florida
Entre Av. San Martin y Vergara
Vicente López - CP 1602
Zona Norte - Buenos Aires
Tel/Fax 011-4791-4930
www.centropodologico.com.ar
info@centropodologico.com.ar
CONTACTO
 
Galería de fotos
podologos uba zona norte centro podologico integral  twitter podologos uba cpi centro podologico integral  Contactate con nosotros!




 

Uña encarnada - Onicocriptosis

El término onicocriptosis es un cultismo que proviene del griego ÓNYX (uña) y KRYTÓS (escondida).
Su significado etimológico sería, por lo tanto, el de ''uña oculto escondida''. La onicocriptosis fue definida en 1845 por Lewis Durlacher como ''uña que crece hacia el interior de la carne'', lo que indicaría que la uña crecería con una curvatura excesiva y provocaría dolor, inflamación, etc.
Esta definición es confusa, ya que el crecimiento ungueal depende directamente de la matriz, por lo que el ancho de la uña depende del ancho de la matriz. No existe evidencias de que la matriz ungueal se ensanche en personas con onicocriptosis.
Estudios de Pearson y Cols han demostrado que en la mayoría de los casos la causa de la onicocriptosis subyace en el rodete lateral, que se inflama e invade la zona de crecimiento normal de la uña. Duvries acuñó el término ''hipertrofia de los labios o rodetes ungueales'', que es más correcto para la mayoría de los casos de uñas encarnadas. Ciertas morfologías ungueales pueden provocarla aparición de onicocriptosis, por presión patológica sobre el rodete periungueal y el lecho subungueal.

La onicocriptosis es una patología del aparato ungueal en la que la lámina lesiona el rodete periungueal, por el continuo traumatismo que provoca en su crecimiento. Es una afección común, que provoca dolor, inflamación y limitación funcional. En castellano, el término más empleado para referirse a ella sería ''uña encarnada''. En inglés, el término más utilizado es ingrow toe nail.

LOCALIZACIÓN La onicocriptosis se localiza principalmente en el primer dedo del pie, aunque puede hallarse en los otros dedos con menor frecuencia.

EPIDEMIOLOGÍA
Los resultados hallados en la bibliografía varían según los autores y estudios realizados.
Garcia Carmonay y Fernández Morato refieren que la onicocriptosis es más frecuente en las mujeres (59%) que en los varones (41%), Young & Rutherford y Levy concluyen que la onicocriptosis afecta al doble de varones que mujeres, en especial entre la segunda y tercera décadas de la vida. Después de la tercera década, la onicocriptosis afecta por igual a varones y mujeres.
La onicocriptosis asociada a onicogrifosis u onicomicosis se da en la tercera edad, con igual afectación en varones y mujeres.
En la casuística del Servicio de Cirugía Podológica de la Clínica Podológica Universitaria de la Universidad de Extremadura (Abril 2002 - Julio 2005) hallamos que la onicocriptosis es mas frecuente en los varones (62%) que en las mujeres (38%), con incidencia en todos los grupos de edad, pero principalmente en adolescentes entre la primera y la segunda décadas de la vida. El canal que se encuentra más afectado es el peroneo, en una proporción 2/1 con respecto al tibial.

ETIOPATOGENIA
La onicocriptosis puede estar provocada por múltiples causas: corte incorrecto de las uñas, maceración de los tejidos por hiperhidrosis, calzado inadecuado, traumatismos directos, alteraciones biomecánicas (exceso de pronación, entre otras) curvaturas patológicas de la lámina ungueal o de uno de sus laterales, morfologías ungueales especiales, yatrogemias quirúrgicas, exceso de peso o fórmula digital egipcia, etc.
De todos los factores mencionados, el corte incorrecto de uñas en el niño-adolescente y los factores mecánicos en el adulto sin los principales causantes de la onicocriptosis.
La onicocriptosis congénita es una forma de presentación muy poco frecuente que se cree debida a un traumatismo intrauterino o a transmisión hereditaria.
*Incorrecta higiene en el corte de las uñas.
Es uno de los principales factores que provocan la onicocriptosis, sobre todo en pacientes en edad infantil o adolescente. Existen diferentes formas de realizar un corte incorrecto de las uñas.
*Corte redondeado de las uñas.
Las presiones ejercidas por el calzado o por los restantes dedos en la dinámica en el momento de despegue pueden deformar el lecho y el rodete periungueal. De este modo, cuando la lámina realiza su crecimiento normal interacciona con el rodete causando dolor, inflamación, ulceración del rodete, infección, etc.
En las primeras fases se produce dolor leve, el paciente tiene las primeras molestias y en ocasiones procede a cortarse la uña con sus propios medios e instrumentos. Normalmente, este corte no suele llegar hasta la parte más proximal de la l{amina ungueal, por lo que se produce un arpón que solo agrava la alteración.
Si la lesión no es tratada convenientemente por personal especializado (Podólogo), dicho arpón (espícula) lesiona el rodete periungueal provocando inflamación y, en ocasiones, infección.
Si persiste el arpón o espícula ungueal, la inflamación puede tender a la cronicidad y provocar la fibrosis del rodete periungueal.

ONICOFAGIA
La onicofagia o el arrancamiento de la lámina ungueal es una causa frecuente de onicocriptosis en la edad infantil o adolescente. En esa edad aprenden a ser autónomos y adquieren más independencia de los cuidados maternos o paternos por lo que son ellos mismo los que se cortan las uñas.
Si no existe una correcta educación sanitaria sobre como realizar el corte, éste suele realizarse arrancando la uña, mordiéndola o cortándola redondeando los laterales, como en las manos, lo que ocasiona onicocriptosis de diversa consideración.
*Uso de material inadecuado. El uso de materiales poco adecuado para el cuidado de las uñas, puede ser causa de problemas. Es frecuente que algún paciente afecto de onicocriptosis refiera que se ha cortado las uñas con alicates, navajas, etc. Estos materiales pueden estar sucios u oxidados, lo que puede agravar los síntomas.
*Maceración de los tejidos por hiperhidrosis.
La hiperhidrosis fisiológica o por uso de calzada no transpirable facilita la maceración y erosión de los tejidos peringueales por parte de la uña. Ellos permite una fácil puerta de entrada a microorganismos patógenos.
*Calzado inadecuado
El uso de calzado poco apropiado puede provocar presiones patológicas en diferentes partes del primer dedo así como en los restantes dedos.
El uso de tacón alto desplaza los dedos hacia la puntera, lo que provoca una presión digital en la parte distal del pulpejo. Se provoca un desplazamiento de las cargas hacia el primer dedo, aumentando la presión en el aparato ungueal.
*Si la puntera es muy estrecha, provoca presión sobre uno o ambos lados de los dedos en el interior del calzado y, por otra, presión directa ejercida por el calzado.
*El calzado de pala baja determina que existan presiones patológicas en la parte dorsal de la lámina ungueal. Estas presiones pueden producirse tanto en la parte dorsal de la lámina como en la parte medial del dedo que roza con el calzado o en la parte lateral que contacta con el segundo dedo.

TRAUMATISMOS DIRECTOS
Los traumatismos directos sobre la lámina ungueal y, especialmente, los que además afectan a la matriz ungueal pueden lesionar la uña de manera temporal (si solo afecta a la lámina) o definitiva (si afecta gravemente a la matriz) y ser causa de onicocriptosis.

ALTERACIONES BIOMECÁNICAS
Diferentes alteraciones biomecánicas pueden causar onicocriptosis. La más frecuente es la pronación del primer dedo. Esta pronación puede causar onicocriptosis en el canal tibial (por exceso de presión en el canal) o en el canal peroneo (provocada por el roce, el calzado o el segundo dedo).

CURVATURAS PATOLÓGICAS DE LA LÁMINA UNGUEAL O DE UNO DE SUS LATERALES
Krausz define las curvaturas normales y patológicas en un esquema, en el que las formas:
.1,7,8,1 y 12 corresponden a bordes involutos.
.2,5 y 10 muestran enrollamiento sobre el eje de la uña.
.7 y 8 corresponden a la uña en picado-plicadura.
.3,4,6 y 9 definen un borde ungueal normal.

*Exceso de peso: El exceso de peso determina que las presiones que debe soportar el dedo sean muy elevadas, por lo que los rodetes periungueales pueden deformarse e impedir el crecimiento normal de la uña.
*Fórmula Digital Egipcia: un primer dedo del pie más largo que los restantes dedos, o fórmula digital egipcia ocasiona que este dedo soporte la mayor parte de las presiones ejercidas en la dinámica. Esas presiones pueden deformar la lámina o los rodetes periungueales causando onicocriptosis.

ESTADIOS DE LA ONICOCRIPTOSIS
Heifizt diferenció tres estadios en la onicocriptosis. Esta clasificación fue adaptada y matizada por Mozena, quien estableció cuatro estadios.

Estadio 1 ó inflamatorio
Se caracteriza por la presencia de eritema, edema leve y dolor a la presión aplicada en el pliegue o rodete lateral. El pliegue ungueal no sobrepasa los límites de la lámina.

Estadio 2 ó de absceso
Se divide en dos subestadios. -Estadio 2 A: Se caracteriza por el aumento de los síntomas de la etapa 1. El dolor se acentúa, hay edema, eriema e hiperestesia (exagerada sensación de dolor). Puede haber drenaje seroso e infección. El pliegue ungueal sobrepasa la lámina ungueal, con un tamaño inferior a 3 mm.
-Estadio 2 B: Los síntomas son similares a los del estadio 2A : dolor acentuado, edema, eritema. Puede haber una infección priógena, El pliegue o rodete hipertrófico sobrepasa la lámina y es de un tamaño superior a 3mm.

Estadio 3
Aumentan los síntomas de la etapa 2 y hay tejido de granulación e hipertrofia crónica del pliegue ungueal. El tejido granuloso o hipertrófico cubre ampliamente la lámina ungueal.
Si la onicocriptosis no se trata convenientemente, puede avanzar más allá de los síntomas del estadio 3 y causar una deformidad grave y crónica de la uña y los rodetes periungueales. A modo de clasificación personal definiremos un estadio 4.

Estadio 4
Evolución del estadio 3, con deformidad grave y crónica de la uña, ambos rodetes periungueales y rodete distal.

 
   
Inicio Enlaces Contacto
© CPI. Centro Podológico Integral. Todos los derechos reservados.